Intensivo de Liderazgo: Nicaragua 2015 por Kate Nevarez

¿Qué tienes cuando 4 mexicanos, 4 americanos, 4 nicaragüenses, una sueca y un suizo entran en un campamento de Vida Joven? Parece el comienzo de un chiste de misioneros, ¿verdad? Lo cierto es que fue el inicio de un encuentro divino que a continuación intento describir.

Ocho semanas después de regresar de Nicaragua del “Intensivo de Liderazgo” organizado por FXMissions, se siente como si todo hubiera sido un sueño maravilloso; que fue demasiado bueno para ser realidad – el tipo de sueño en donde todo en el ministerio “funciona como se debe”, lo cual cualquiera que haya participado en misiones se da cuenta que no es lo común.

…los cristianos en general, somos seres imperfectos con muchas fallas

Ministrar muchas veces es complicado porque los misioneros, y los cristianos en general, somos seres imperfectos con muchas fallas, que simplemente queremos servir a Dios por amor y gratitud. Así que cuando se junta un grupo de cristianos para “lograr algo para Dios”, a veces se nota que falta mucho para alcanzar la perfección.

Sin embargo, esta no fue mi experiencia en mi primer viaje de misiones con FXMissions. Aunque he servido como misionera de tiempo completo en México por los últimos 12 años, nunca había participado en la obra misionera en un país “extranjero”. Como México es mi nación adoptiva (mi esposo e hijo son mexicanos de nacimiento), muchas veces se siente más como “mi hogar” que los Estados Unidos, de donde soy. Pero Nicaragua fue algo totalmente diferente para mí. (¡Qué bella nación que huele a café rico en todas partes!)

Una de las muchas razones por las que participé en este viaje de misiones fue para salir de mi “zona cómoda” y servir a Dios en un ambiente completamente distinto – uno en que no estaba tan segura de mi misma y mi “rol” en el ministerio. Fue de las mejores decisiones que Dios jamás me empujó a tomar.

Por ser misionera y haber trabajado con equipos de misiones de corto plazo que visitan México, estaba consciente de que Dios podría moverse más en mí que a través de mí, porque Su agenda en misiones no siempre está enfocada en el país o grupo que “recibe” a los misioneros. Y en este aspecto me sorprendió aun más de lo que esperaba. ¡Solamente Dios podría planear llevarme desde México a Nicaragua para que una mujer sueca orara por mi para que Él sanara heridas emocionales que adquirí en los Estados Unidos! (Quien haya dicho que Dios es aburrido obviamente no ha experimentado Su sentido de humor.)

IMG_1712
Estaba consciente de que Dios podría moverse más en mí que a través de mí

Nuestro equipo “anfitrión” del evento estuvo compuesto por un grupo de diversas nacionalidades que mencioné arriba, pero también tenía una buena mezcla de hombres y mujeres, además de un rango de varias edades. Pasamos 3 días enseñando, comiendo, durmiendo y jugando deportes extremos con los líderes jóvenes nicaragüenses; fue muy intenso y relajado a la vez.

La meta del Intensivo de Liderazgo para jóvenes era proveer conceptos y experiencias básicas y profundas de liderazgo para 25 jóvenes quienes sirven apasionadamente al Señor en sus iglesias alrededor de Nicaragua. Al final recibimos 27 “estudiantes”, pero no es sorprendente cuando el lema del fundador de FXMissions, Scott McClelland, siempre parece ser: “cuántos más, mejor”.

Scott ha estado estableciendo conexiones divinas y dando entrenamiento en liderazgo en Nicaragua por varios años, y su estilo único de juntar a las personas en el nombre del Señor fue lo que marcó este evento en particular. Los miembros “nicaragüenses” del equipo “anfitrión” son cristianos asombrosos quienes obviamente aman servir al Señor, aunque sea en maneras muy diferentes. El pastor Jairo Miranda y su esposa Claribel (quien no pudo estar con nosotros para el Intensivo porque se quedó en casa en Ciudad Darío supervisando la expansión de su iglesia) tienen una escuela para más de 100 niños de su comunidad, además de su iglesia local. Ixil y Adrian Borter (ella es nicaragüense/él es de Suiza) tienen un negocio de exportación de café que une a los productores locales directamente con cafés en otros países, también ayudan con una escuela de ministerio y una casa de oración. Earl Rutledge y su esposa Beverly (quien también se tuvo que mantener el orden en su casa/ministerio/escuela en casa pero hizo varios visitas al campamento para ayudar a nuestro equipo a ministrar y en la organización) son misioneros de E.U.A. a Nicaragua; a través de los últimos veinte-tantos años han plantado iglesias y provisto lo que parece ser todo tipo de entrenamiento para pastores, líderes y jóvenes en Nicaragua y más allá. Joe D’Lope es un joven que había asistido a todos los Intensivos de Liderazgo de FXMissions y esta vez hizo la transición a ser parte del equipo anfitrión; él sirve a Dios en una escuela cristiana y parece ir por todas partes derramando gozo por donde vaya. Y por último, pero no menos importante miembro del equipo, es nuestra nica-sueca, Anna-Sara Bergwall, quien es una misionera de tiempo completo de Suecia que tiene su propia escuela de ministerio en Ciudad Darío, donde entrena a jóvenes de Suecia y Nicaragua en misiones.

Creo que cada uno en nuestro equipo anfitrión tuvo un impacto importante en los estudiantes

Creo que cada uno de los mexicanos, americanos y “nicaragüenses” en nuestro equipo anfitrión tuvo un impacto importante en los estudiantes por medio de los tiempos de enseñanza y ministración, pero sospecho que los que aprendieron más fueron los que simplemente observaron la calidad de liderazgo en nuestro equipo y el trabajo de un equipo unido – eso y ¡ni siquiera he compartido detalles de los americanos y mexicanos!

Scott ha infundido a FXMissions con un estilo de liderazgo enfocado en equipos que es inusual y efectivo. Cuando llegamos al campamento de Vida Joven, nuestro equipo anfitrión esperaba que Scott nos dijera exactamente lo que íbamos a hacer en los siguientes tres días. Él nos volteó la pregunta y preguntó al equipo, “Entonces, ¿qué quieren hacer?” Dentro de dos horas, teníamos un horario detallado que incluía 4 diferentes talleres (liberación, ministración profética, alabanza y “transiciones en el ministerio”) que se enseñarían por ocho de nosotros trabajando en equipos de dos; los estudiantes se rotaban entre su elección de tres talleres durante el evento de tres días. También planeamos siete enseñanzas principales, tiempos para que los estudiantes trabajaran en proyectos de equipos y varias horas de deportes extremos (muro de escalar, canopy, etc). Cuando lo contemplo ahora, me pregunto cómo todos encontramos el tiempo para formar las conexiones entre nosotros y con los estudiantes que realmente fueron el fruto del evento. (La respuesta = DIOS.)

Creo que todos salimos de ese campamento enriquecidos y lo más importante más cerca de Dios, con un panorama un poquito más amplio de Su reino y Sus propósitos que antes. Vi heridas emocionales siendo sanadas tanto en mí, como en mis compañeros de trabajo y en los estudiantes. Noté que Dios estaba desenraizando unos conceptos que no concuerdan con Su Palabra, tanto en mi como en otros. También sentí que Dios estaba confirmando la identidad en muchos. Pero la bendición más grande para mi fue simplemente hacer nuevas amistades – algo que nunca me ha sido fácil, mucho menos en menos de 10 días juntos. Espero mantener y profundizar cada una de las relaciones que Dios me abrió durante este viaje de misiones, y espero que yo haya sido tanto una bendición de Dios para otros como ellos fueron para mi.

El mayor deseo de Kate y su familia, misioneros en Mexico, es traer gloria a Dios acercando a otros a Su regazo amoroso. 

Para saber mas sobre ellos visita  NevarezMissions.org

One Reply to “Intensivo de Liderazgo: Nicaragua 2015 por Kate Nevarez”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *