Trampas del Liderazgo Joven

Escucha el pod-cast de esta serie disponible en Ingles

http://fxmissions.com/101

 Nadie puede empezar como un líder experimentado, independientemente del talento o potencial. Empezamos desde el principio.Si nos comportamos sabiamente, podemos ahorrar la preparación, para llegar a ser un líder experimentado, un tiempo innecesariamente largo. Si somos imprudentes, alargamos el tiempo, o peor aún,

destruimos nuestro potencial de ser influencia, independientemente de nuestro llamado o de qué tan grande sea este.

Hace unos meses, un amigo y yo reflexionamos en algunas observaciones sobre este tema, específicamente en el contexto de misiones. Lo que resultó fueron estos tres puntos que observamos en algunos de los misioneros jóvenes que están comenzando a salir. Mantén en mente que esto sucede con aquellos que están saliendo de los Estados Unidos hacia otras culturas. También, nota que tu también puedes ser nuevo o principiante en lo que estás haciendo, a pesar de tu edad física y por lo tanto susceptible a los errores de un novato…

  • Sobreestimación o autoconfianza
  • Ignorante de la cultura
  • Altamente motivado

No hay correlación entre talento y madurez. Si no tenemos cuidado, siendo jóvenes líderes, podemos depender de nosotros mismos. Creemos saber que hacer, y esta actitud nos hace pasar por alto la humildad y amabilidad, utilizamos nuestra autoridad, ya sea real o imaginaria, como un derecho en lugar de usarlo para servir. A menudo podemos caer en esto sin estar conscientes de ello. Cuando caemos en esto, el efecto negativo que estamos causando en aquellos bajo nuestra influencia es significativo y duradero. Estamos poniendo piedras de tropiezo delante de otros que les serán difícil de superar.

Trampas para los jóvenes líderes

Autoconfianza – el no pensar más allá o el considerarse superior en nuestros actos y decisiones. Lo opuesto a la autoconfianza no es la inseguridad si no más bien la dependencia. Este comportamiento puede ser una artimaña para cubrir la inseguridad, o podemos ser lo suficientemente ingenuos como para creer que realmente tenemos todas las respuestas. Separados de Cristo y de su gracia, no tenemos nada y no llegamos a nada. Nada de valor que tengamos que aportar nace de nosotros mismos. Lo más pronto que lleguemos a este punto de claridad es lo más pronto que veremos las cosas como son. Se sensible al Señor, y hacia los demás, incluso cuando pienses que sabes que hacer. Pregúntale al Señor y se paciente por Su guianza y no hagas nada precipitadamente. Estar dispuesto de ceder y considerar la aportación de otros, y está dispuesto a preguntarte a ti mismo ¿y que si yo estoy equivocado?

Sobreestima – Es enfocarnos más en nuestro llamado y uncion, nuestra possible posición o, en lo que hacemos para Aquel que nos llamó. Vencemos la importancia en nosotros mismos viendo realmente como son las cosas, asi como dicen las escrituras, sobriamente. Somos animados a pensar sobre nosotros mismos sobriamente dándonos cuenta de que tenemos limitaciones en la gracia que Dios nos ha dado. No estamos llamados ni tenemos la intención de caminar solos, y nuestro identidad es ser un miembro de un cuerpo o de un equipo. Nuestro más grande y mayor contribución es realizada cuando este es dado en armonía y colaboración con otros. La Biblia nos enseña a no jactarnos de nosotros mismos, pero dejar que otros nos promuevan. Esto también se aplica a nuestros propios pensamientos.

Egolatría – esta es una forma de idolatría. Mientras vemos a través del lente auto céntrico, pensamos que vemos las cosas como son pero en verdad vemos nada de como es. “Ser el centro de tu propio universo” significa que siempre piensas en ti primero y en realidad hasta pensar que esto es justificable. Reconocer que estas viviendo la vida de esta manera es una pastilla difícil de pasar. El egoísmo nos destruye a nosotros mismos y a otros. Jesús dice que si salvamos nuestra vida (si nos comportamos egoístas) la perderemos. Debemos crecer en el lugar de madurez personal en donde veamos a otros con tanto valor como el que creemos que tenemos.

Autopromoción / hablar de mas – el autor del libro “Good to Great” (Empresas que sobresalen) habló sobre un consejo que recibió siendo jóven: enfócate en estar interesado en lugar de ser interesante; algunos de nosotros somos procesadores verbales, es decir, ganamos entendimiento hablando, pero esto es después de reflexionar y debatir. La tentación de impresionar a otros con nuestras palabras no viene de Jesús. Si confiamos en Dios, podemos depender de Su promoción, en el tiempo y situaciones correctas, y no tendremos que promovernos a nosotros mismos con impresionantes palabras y discursos. Juan [7:18] lo hace claro “Los que hablan por su propia cuenta buscan su propia gloria…” (NTV) podemos hacer todo esto y creer que estamos glorificando a Dios, las motivaciones son engañosas/ pero el árbol será conocido por sus frutos, una vida será conocida por lo que produce. Recuerda, algunas veces nos mostramos más inteligentes por lo poco que decimos o hablamos…

A los necios no les interesa tener entendimiento; sólo quieren expresar sus propias opiniones. Proverbios 18:2 NTV

Cuando entres en la casa de Dios, abre los oídos y cierra la boca. El que presenta ofrendas a Dios sin pensar hace mal. No hagas promesas a la ligera y no te apresures a presentar tus asuntos delante de Dios. Después de todo, Dios está en el cielo, y tu estas aqui en la tierra. Por lo tanto, que sean pocas tus palabras. Eclesiastés 5:1-2 NTV

La falta de respeto por aquellos que han ido antes de nosotros – esto puede ser un síntoma de muchas cosas-,pero si no respetamos a aquellos que han ido antes de nosotros (ya sea aquellos en la historia o aquellos que conocemos personalmente) estamos quebrantando nuestro propio potencial. A menudo esto es hecho por el orgullo o celos. Hablar mal de las cosas que no entendemos nos hace tontos. Debemos centrarnos en entender antes de intentar afirmar nuestra perspectiva. El amor propio como motivación no nos hace faltar al respeto a los demás. La Biblia nos enseña a honrar a todos, especialmente a aquellos que son de la familia de la fe. Se necesita arrepentimiento si tienes una actitud o un comportamiento de deshonrar. Pídele a Dios que perdone este pecado e incluso también necesites pedir perdón a otros.

Delirios de importancia – esto puede surgir de palabras proféticas o alguna otra forma de ánimo que recibimos de parte de otros. Cuando se nos dice algo que suena como a una promesa de lo que seremos, una promesa impresionante, eso no significa que somos esa persona ahora, sino más bien que estamos invitados a llegar a ser esa persona. Humíllate bajo la mano poderosa de Dios, para que El te exalte a su debito tiempo. La mayoría de las veces hay una cantidad significativa de tiempo entre los dos. Si tienes prisa por demostrar tú significado, estas poniendo cualquier oportunidad verdadera de significancia en riesgo de ser retrasada, o perderlas juntas.

Inseguridad contínua – la inseguridad produce la necesidad de dominar (John Dawson) Algo chistoso, la inseguridad puede realmente parecerse a la confianza, la cual no es. La confianza quita la necesidad de dominar. Hay dolor relacionado con vencer la inseguridad, el primero del cual es reconociendo que eres inseguro, incluyendo el tomar responsabilidad por cuanto esto está afectando tu conducta hacia otros y que está impactando negativamente tus relaciones. ¿Qué es más importante, estar en lo correcto o estar en conexión? Tu respuesta a esta pregunta dice mucho. Mucho de lo que consideramos justo es en verdad justicia propia, especialmente si esta nos exalta sobre otro. No debemos auto exaltarnos, sino más bien, de acuerdo al consejo bíblico, humillarnos a nosotros mismos.

Conocimiento Cultural – es un deber para cualquier persona que está buscando tener una contribución más allá de lo que llamamos hogar o entorno natural. Debemos, como el autor de “7 hábitos” nos enseñó, buscar primero entender después ser entendidos. Este es un buen consejo, ya que no vemos las cosas como son, sino más bien como somos.

La motivación es buena, pero esta no es reemplazada por las habilidades. Si eres una persona muy motivada cuyo efecto es destructivo, vas a ser muy bueno con eso, y vas a ser muy rápido en lastimar a la gente. La motivación tiene su lugar. Sin embargo, tomemos tiempo para evaluar nuestro fruto (o el resultado de nuestra contribución en la vida de otros) antes de revolucionar los motores a la máxima potencia por minuto.

El antídoto para esto y otras miles de trampas se encuentra en obediencia a la guianza del Señor de humillarnos. Mucho de esta tontería viene al compararnos con otros y esperando sacar ventaja sobre otros. Este tipo de comportamiento no está informado por la sabiduría, pero es nuestra naturaleza caída. Puede desfilar y mostrarse en grandeza y engaño, pero sus frutos lo mostraran claramente. Si estás luchando con estas u otras cosas similares, se honesto. El arrepentimiento que Dios nos da al reconocimiento de la verdad. Pide ayuda a Dios y a otros, y quítate del trono de tu vida, el cual es una necesidad central a la obediencia del Evangelio de Jesucristo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *