Nicaragua, Nicaraguita – Informe Febrero 2019

To read this article in English click here: Nicaragua, Nicaraguita – Update February 2019

Uno de los muchos volcanes en Nicaragua. Foto tomada por mi “buen amigo” mientras nos dirigíamos al Norte en la carretera Panamericana.

Un amigo y yo acabamos de regresar de Nicaragua donde pasamos una semana visitando a amigos y hermanos, animándoles a saber lo cerca que Dios está de ellos en medio de estos tiempos difíciles y afirmando la bondad de Dios. El título de éste articulo proviene de una canción que se canta en Nicaragua y es cantada como una expresión de afecto. Los nicaragüenses están orgullosos de su país, de su herencia y tienen una esperanza de que cosas buenas están por venir. Unámonos a ellos con esa esperanza. Como es probable que sepas, la violencia y el derramamiento de sangre se apoderaron del país a inicios del 2018, con muchas pérdidas y daños que llegaron a gran escala. Si bien las estimaciones varían, parece que más de 500 personas murieron, miles resultaron heridas y varios cientos aún no han sido contabilizadas. Esto no incluye a los que actualmente son presos políticos. (Haz clic aquí para leer el post de la época que rodea la erupción de violencia en Nicaragua en 2018)

Sabíamos que teníamos que ir allá para mostrar amor a todos los que apreciamos, no estábamos seguros de lo que encontraríamos y del peligro que se avecinaba …

Lo que encontramos, en mi opinión, fue un país en trauma.

Estuvimos en todo el lado del Pacífico del país, desde San Juan del Sur, en el extremo sur, hasta Matagalpa, en el centro norte; pudimos hablar con muchas personas sobre la situación tal como era y como es ahora.

Un momento conmovedor llegó cuando visitamos a un joven camarero en un restaurante en San Juan del Sur, el cual en los últimos años había sido un refugio y un lugar visitado por muchos turistas de fuera del país, especialmente cuando el clima es frío en los EE. UU. Nos mencionó que después de la violencia del año pasado hubo cuatro meses consecutivos donde no vendieron una sola taza de café o un pedazo de pan. Su voz tenía un tono sombrío durante su conversación. Continuó diciendo que ha habido un poco de recuperación, pero parecía que todavía están buscando una nueva normalidad. Mientras caminaba por la playa desierta, se podía sentir el ambiente en el aire. Parece que se acerca una desesperación.

Muchas personas (amigos, hermanos y hermanas) han huido del país, se han dirigido a partes de todo Costa Rica, Estados Unidos y otros países de Centroamérica y han comenzado de nuevo. Nos explicaron que muchos de los artesanos más talentosos, aquellos que tenían negocios y sustento sólido antes de la violencia, han huido en lo que parece ser una fuga de talentos en el país.

Estamos muy agradecidos por haber tenido la oportunidad de pasar tiempo con las personas con las que trabajamos, se puede escuchar un tono de seriedad y preocupación por la economía. Algunos sugirieron que el incumplimiento y la quiebra del país parecen inminentes. Curiosamente, las protestas que iniciaron las represalias y la violencia en abril del año pasado estaban relacionados con un cambio en los impuestos y en los beneficios del seguro social. Esta medida se retiró debido a que las cosas se salieron de control, pero se aprobó en silencio (sin protesta) en las últimas semanas, según nos dijeron. Supongo que no vale la pena protestar …

En mi opinión, hubo un momentum en los primeros 90 días de la crisis, un impulso que tenía el potencial de generar cambios. Ese impulso, esa iniciativa, se detuvo en seco.

Lo que vemos ahora es un país profundamente dividido.

No nos equivoquemos, el pueblo de Nicaragua no quiere otra guerra civil. Creo que todos se están esforzando para evitar eso, incluso aunque gran parte de la generación que estuvo presente durante la guerra civil que se desató en los años 70 y 80, se está desvaneciendo en la vejez. Sin duda, los jóvenes han escuchado las historias y han sentido el control de los horrores del pasado que aun está muy presente. Unámonos en oración para que ningún tipo de situación los visite nuevamente.

Año tras año desde el 2010 hemos realizado un retiro para jóvenes líderes en Nicaragua. El 2019 será un año libre, pero estamos haciendo planes para el año 2020.

Para terminar, quisiera pedirte que ores por la gente de Nicaragua, un país donde hay un 80% de cristianos (incluidos protestantes y católicos). Hay una profunda división y escepticismo, esto es algo que solo Dios puede sanar. Oremos pidiendo porque esta sanidad empiece a suceder y el Señor la terminará su obra. Escuchamos de varios que Dios estaba preparando el terreno para una visita de Su Espíritu para revivir y acercarse a Su pueblo de Nicaragua y para reunirse entre lo perdido. ¿No es esto algo que haría el Señor? ¡Unámonos a ellos en oración para que esto suceda!

Si mientras lees esto te sientes movido a involucrarte ponte en contacto conmigo scott@fxmissions.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.